miércoles, 24 de mayo de 2017

La Tarasca


La leyenda que dio origen a la figura, al parecer se originó en Tarascón, un pequeño pueblo francés, de unos quince mil habitantes, cerca de Arles, a orillas del Ródano, donde se nos cuenta que un monstruo o dragón tenía atemorizados a los habitantes hasta que Santa Marta, hermana de María Magdalena, consiguió vencerlo. El rey de Tarascón había atacado sin éxito a la Tarasca con todas sus filas y arsenal, pero Santa Marta encantó a la bestia con sus plegarias y volvió a la ciudad con la bestia así domada. Los habitantes aterrorizados atacaron a la criatura al caer la noche, que murió allí mismo sin ofrecer resistencia.